Aplicación con (U.L.V) ultra bajo volumen.

Este sistema permite la introducción del insecticida en todas las grietas y ranuras de cualquier superficie de una manera segura, ya que no contamina las superficies tratadas ni su medio ambiente.

La principal aplicación de los equipos (U.L.V.) es el control espacial de vectores portadores de enfermedades como el dengue y la encefalitis entre otras. Se llama vector a un mecanismo, generalmente un organismo, que transmite un agente infeccioso desde los individuos afectados a otros que aún no portan ese agente. Los mosquitos son vectores de diversos virus de enfermedades humanas, ya que son insectos hematófagos.

La invasiva picada del mosquito inunda el torrente sanguíneo humano con la indeseable saliva. La mayoría de las picadas de mosquito causan irritación en la piel y si el mosquito está infectado, el virus es inyectado en la sangre.

Cuando estalla un brote epidémico de una enfermedad transmitida por el mosquito como el dengue, se recurre a la lucha anti vectorial con el empleo de insecticidas por nebulización de volúmenes mínimos del producto. Con esta acción se reduce el número de mosquitos adultos en estado infectante, frenando la propagación de la epidemia.

Para el control espacial del mosquito adulto en estado infectante se deben cumplir algunas condiciones en las gotas de la niebla para su efectividad, economía y mínimo impacto ambiental.

Usualmente el insecticida se aplica concentrado para contener suficiente ingrediente activo en la pequeña gota y así poder efectuar el control deseado al contacto con el mosquito. Se recomienda el uso de formulaciones base aceite, o base agua, para llegar al objetivo antes que la gota se evapore en el ambiente. El tamaño de gota debe ser adecuado para lograr cantidad de gotas, cubrimiento, tiempo de permanencia y alcance.

Aplicación de químico manual con equipo aspersor HUDSON X PERT. Aprobado por la organización mundial de la salud (O.M.S).

Se utiliza en su mayoría para realizar el rociado o tratamiento residual el cual es la aplicación de un insecticida destinado a permanecer activo durante algunos meses durante las superficies tratadas de y su entorno lugares donde se espera que reposa el insecto que se combate basado en los hábitos y costumbres que tienen estos insectos.

Mecanismo utilizado principalmente para combatir Malaria, Dengue y chagas.

Aplicación de cebos, gel y Repelentes

Otra técnica son los cebos y geles, su uso prácticamente es reciente y ha demostrado una gran ventaja en los siguientes controles:

  • CONTROL DE CARACOL AFRICANO.
  • CONTROL DE ROEDORES.
  • CONTROL DE OFIDIOS.
  • CONTROL DE CUCARACHAS.
  • CONTROL DE MOSCA.

Termonebulizador

La termonebulización es un proceso de dispersión continua, que transforma un ingrediente activo (químico líquido) en una neblina fina, esta se aplica directamente en las áreas de interés. Por sus características de penetración se recomienda en áreas abiertas y cerradas. El primer criterio en su aplicación es cuando las superficies a tratar son de difícil acceso, irregulares y con puntos inaccesibles.

Ventajas de la termonebulización

  • Mejor cobertura y tasa de re-deposición tanto por el envés como por el haz de las hojas.
  • Se requieren únicamente 20 litros de agua para tratar cada hectárea de cultivo, invernadero, bodega o instalación pecuaria (Con el uso de las termonebulizadoras la aplicación de agroquímicos es más eficiente, si lo comparamos con los equipos con los que tradicionalmente se aplican estos productos, ya que estos últimos requieren desde 250 hasta 1250 litros de agua por cada hectárea a tratar). Debido a que actualmente este recurso es cada día más escaso en amplias zonas del país, es necesario hacer un uso más responsable y eficiente de este.
  • Una mayor rapidez para la fumigación, logrando con esto una disminución importante en los costos de mano de obra para realizar estas labores.
  • Ahorro de al menos un 50% en agroquímicos, fertilizantes foliares, desinfectantes, etc. Ya que jamás usted podrá observar que escurra el producto al suelo, evitando un desperdicio innecesario de agroquímicos o desinfectantes que al final aumente sus costos de producción.
  • Se disminuye al mínimo la contaminación del medio ambiente, mantos freáticos y alimentos en cultivo para consumo humano.
  • Se evita en forma importante la posible resistencia prematura a los insecticidas gracias a una mejor penetración, tasa de re-deposición y cobertura.
  • Con nuestras termonebulizadoras se puede regular la altura de la niebla producida, desde 30cm hasta un máximo 35 mts, misma que contiene el agroquímico, desinfectante o biocida orgánico a aplicar.
  • Fácil trasportación incluso en sitios de difícil acceso por su ligero peso.
  • Mayor potencia y alcance que las aspersoras, moto-mochilas, parihuelas y equipos similares.
  • Se pueden aplicar insecticidas, fungicidas, desinfectantes, adherentes, tanto en base agua como aceites minerales, agroquímicos en base oleosa o polvos humectables.