Aedes Aegypti

El dengue es una enfermedad infecciosa causada por el virus del dengue, del género flavivirus que es transmitida por mosquitos, principalmente por el Aedes aegypti. La infección causa síntomas gripales, y en ocasiones evoluciona hasta convertirse en un cuadro potencialmente mortal, llamado dengue grave o dengue hemorrágico. Es una infección muy extendida que se presenta en todas las regiones de clima tropical del planeta. En los últimos años la transmisión ha aumentado de manera predominante en zonas urbanas y se ha convertido en un importante problema de salud pública. En la actualidad, más de la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer la enfermedad. La prevención y el control del dengue dependen exclusivamente de las medidas eficaces de lucha contra el vector transmisor, el mosquito.

El número de casos de dengue ha aumentado dramáticamente desde la década de 1960, con entre 50 y 528 millones de personas infectadas anualmente. Las primeras descripciones datan de 1779, y su causa viral y la transmisión fueron entendidas a principios del siglo 20. El dengue se ha convertido en un problema mundial desde la segunda guerra mundial y es endémica en más de 110 países. Aparte de la eliminación de los mosquitos, se está trabajando en una vacuna contra el dengue, así como la medicación dirigida directamente al virus.

Transmisión

El vector principal del dengue es el mosquito Aedes aegypti. El virus se transmite a los seres humanos por la picadura de mosquitos hembra infectadas. Tras un periodo de incubación del virus que dura entre 4 y 10 días, un mosquito infectado puede transmitir el agente patógeno durante toda su vida. También es un vector el Aedes albopictus, este es un vector secundario cuyo hábitat es Asia, aunque debido al comercio de neumáticos se ha extendido en los últimos años a América y Europa. Tiene una gran capacidad de adaptación, y gracias a ello puede sobrevivir en las temperaturas más frías de Europa, lo cual es un grave problema de salud pública. Su tolerancia a las temperaturas bajo cero, su capacidad de hibernación y su habilidad para guarecerse en microhábitats son factores que propician su propagación y la extensión geográfica del dengue.

Las personas infectadas son los portadores y multiplicadores principales del virus, y los mosquitos se infectan al picarlas. Tras la aparición de los primeros síntomas, las personas infectadas con el virus pueden transmitir la infección (durante 4 o 5 días; 12 días como máximo) a los mosquitos Aedes.

* Colaboradores de Wikipedia. Dengue [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Dengue
Aedes Aegypti

Chikunguña: Conocida además como artritis epidémica chikunguña o fiebre de chikunguña, es una enfermedad producida por el virus de tipo alfavirus del mismo nombre, que se transmite a las personas mediante la picadura de los mosquitos portadores tanto el Aedes aegypti como el Aedes albopictus.

El virus chikunguña (abrev.: CHIK) se transmite de manera similar al que produce la fiebre del dengue, y causa una enfermedad con una fase febril aguda que dura de 2 a 5 días, seguida de un período de dolores en las articulaciones de las extremidades; este dolor puede persistir semanas, meses o incluso durante años en un porcentaje que puede rondar el 12 % de los casos.

Vector de transmisión

Los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus obtienen el virus ingiriendo sangre de un humano infectado. No se sabe si el mosquito es inmediatamente contagioso o si existe una fase de evolución en su cuerpo, por ejemplo, para transmitir el agente infeccioso del tubo digestivo del insecto a sus glándulas salivales. El virus se encuentra en especies animales salvajes, como cierta clase de monos, y también en animales domésticos.

Prevención

La principal medida de prevención es la eliminación de los criaderos de los mosquitos vectores: Aedes aegypti y Aedes albopictus. De esta manera se previenen además las otras enfermedades transmitidas por estas especies. Es decir, se impone eliminar todo estancamiento de aguas, tanto natural como artificial.

En casos de brotes, se precisa incrementar la prevención, evitándose la picadura de los mosquitos transmisores mediante puesta en práctica de controles ambientales PEMDS. Los repelentes son de utilidad, respetando las instrucciones de uso, sobre todo los que contengan NNDB, DEET o permetrina. Se recomienda que en las zonas con climas templados y/o cálidos se vistan prendas que cubran la mayor parte de las superficies expuestas a picaduras, e instalar los toldillos u otra clase de protectores que tengan cómo prevenir el acceso de los mosquitos desde ventanas y puertas, además del uso de mosquiteros, tratados o no con insecticidas. En todo caso, es necesario eliminar charcos y aguas estancadas, ya que son caldo de cultivo para la reproducción de los mosquitos.

* Colaboradores de Wikipedia. Chikunguña [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Chikunguña
Chipo o Pito

Afecta entre 15 y 17 millones de personas por año, de las cuales mueren unas 50.000. La Enfermedad tiene mayor prevalencia en las regiones rurales más pobres de Ámerica Latina.

La enfermedad de Chagas, también conocida como Tripanosomiasis americana o Mal de Chagas-Mazza,es una enfermedad parasitaria tropical, generalmente crónica, causada por la picadura de diversas especies de pitos triatominos, insectos que suelen vivir en las grietas de paredes y tejados de viviendas de adobe y paja.

Los síntomas son silenciosos y a menudo aparecen años después de la infección por lo que muchas de las personas que la padecen no saben que están infectadas. Consisten en palpitaciones, dificultad respiratoria, síncope y dolor torácico y, en algunas ocasiones, la muerte súbita.

Prevención

La prevención es la batalla más importante en la lucha contra el mal de Chagas. Las principales medidas deben estar orientadas a la vivienda humana y también la de animales domésticos, como gallineros, palomares, conejeras, cuevas, nidos, dormideros protegidos de otros animales, etc, donde se puede desarrollar la vinchuca (o, en su caso, el chipo o pito).

Estas son diez medidas que se recomiendan:

  1. Mejorar la calidad de las paredes, techos y suelos de las viviendas. De material que no se agriete, con superficies lisas más fácilmente limpiables y que no permitan que se formen rendijas y huecos donde puedan refugiarse los insectos.
  2. Mantener la vivienda y todos sus enseres correctamente higienizados, limpios.
  3. Utilizar insecticidas modernos que permitan matar la vinchuca (o, en su caso, el chipo o pito).
  4. Facilitar la tarea de los rociadores de insecticida, colaborando con ellos en todo cuanto sea necesario.
  5. Conocer la vinchuca (o, en su caso, el chipo o pito), aprender a identificarla y diferenciarla de otros insectos.
  6. Si ha sido picado por vinchucas (o, en su caso, por chipos o pitos), consultar inmediatamente al médico.
  7. Si el médico le diagnostica la enfermedad, siga fielmente todas sus indicaciones. Los controles son fundamentales.
  8. Ante cualquier duda, consultar al médico y hacerlo cuantas veces se crea conveniente.
  9. Denunciar a la autoridad sanitaria correspondiente la existencia de vinchucas (o, en su caso, de chipos o pitos).
  10. Identificar a la vinchuca (o, en su caso, el chipo o pito) por la zona donde se encuentre.
* Colaboradores de Wikipedia. Enfermedad de Chagas [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Enfermedad_de_Chagas
Phlebotomus pappatasi

Es una enfermedad causada por la transmisión de protozoos del género Leishmania a través de la picadura de las hembras de los mosquitos pertenecientes a la familia Psychodidae del tipo Lutzomia, popularmente conocidas como mosca de arena o jején.

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad, van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente hasta formas fatales en las cuales se presenta afectación severa de medula ósea, del hígado y del bazo. Actualmente hay más de 12 millones de infectados en 88 países y se producen 2 millones de casos nuevos de leishmaniosis por año en el mundo.

Clasificación

  • Leishmaniasis cutánea: Se caracteriza por la aparición de úlceras cutáneas indoloras en el sitio de la picadura, las cuales se pueden curar espontáneamente o permanecer de manera crónica durante años.
  • Leishmaniasis visceral o kala azar: es la forma clínica que cobra más vidas mundialmente; Esta presentación puede ser fatal si no se trata a tiempo. En perros se presenta principalmente la leishmaniasis visceral. Se ha intentado prevenir la enfermedad con repelentes de insectos aplicados a toldillos en la época de mayor riesgo de contagio con resultados dispares.
  • Leishmaniasis cutánea localizada o botón de Oriente
  • Leishmaniasis mucocutánea o espundia
  • Leishmaniasis cutánea difusa
  • Leishmaniasis cutánea post-kala azar
* Colaboradores de Wikipedia. Leishmaniasis [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Leishmaniasis
Aedes Aegypti

La fiebre amarilla, o vómito negro (también llamada la plaga americana), es una enfermedad viral aguda e infecciosa causada por "el virus de la fiebre amarilla", que pertenece a la familia de los Flaviviridae, y del género Flavivirus amaril. Es una causa importante de enfermedad hemorrágica en muchos países de África y la zona norte de Sudamérica que origina 30.000 muertes cada año. En esas regiones es una enfermedad endémica. Existe una vacuna efectiva pero no se conoce cura por lo que cuando personas no vacunadas la contraen solo se les puede proporcionar tratamiento sintomático. La palabra amarillo del nombre se refiere a los signos de ictericia que afectan a algunos pacientes.

Tras un periodo de incubación que va de tres a seis días, la persona infectada puede experimentar alguno de estos síntomas: fiebre alta, dolores de cabeza y musculares, vértigos, náuseas y vómitos. En los casos más graves puede provocar ictericia.

Tratamiento

No existe tratamiento eficaz para la fiebre amarilla, justificando la importancia de la vacunación y la prevención. En los casos graves está indicado el tratamiento sintomático y de soporte, particularmente la rehidratación y el control de posible hipotensión. La mortalidad global es del 5% en poblaciones indígenas de regiones endémicas, aunque en los casos graves, en epidemias o entre poblaciones no indígenas, hasta el 50% de los pacientes pueden fallecer. Ciertos casos resultan en insuficiencia renal aguda por lo que la diálisis es importante para el tratamiento renal.

* Colaboradores de Wikipedia. Fiebre amarilla [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Fiebre_amarilla
Anopheles gambiae

La malaria o paludismo es una enfermedad producida por parásitos del género Plasmodium, y algunos estudios científicos sugieren que pudo haberse transmitido al ser humano a través de los gorilas occidentales. Es la primera enfermedad de importancia entre las enfermedades debilitantes. Entre 700.000 y 2.7 millones de personas mueren al año por causa de la malaria. Así mismo, causa unos 400 – 900 millones de casos de fiebre aguda al año en la población infantil (menores de cinco años).

La enfermedad puede ser causada por una o por varias de las diferentes especies de Plasmodium: Plasmodium falciparum, Plasmodium vivax, Plasmodium malariae, Plasmodium ovale o Plasmodium knowlesi, las tres primeras de las cuales son las reportadas en el continente americano. Los vectores de esta enfermedad son diversas especies del mosquito del género Anopheles. Como es sabido, tan sólo las hembras de este mosquito son las que se alimentan de sangre para poder madurar los huevos; los machos no pican y no pueden transmitir enfermedades, ya que únicamente se alimentan de néctares y jugos vegetales.

Síntomas

Los síntomas son muy variados, empezando con fiebre, escalofríos, sudoración y dolor de cabeza. Además se puede presentar náuseas, vómitos, tos, heces con sangre, dolores musculares, ictericia, defectos de la coagulación sanguínea, shock, insuficiencia renal o hepática, trastornos del sistema nervioso central y coma.

La fiebre y los escalofríos son síntomas cíclicos, repitiéndose cada dos o tres días. La reactivación debida a hipnozoítos suele ocurrir durante los tres primeros años (paludismo recidivante).

Prevención

Es importante la educación en el conocimiento de los síntomas, que permitiría un diagnóstico precoz y la posibilidad de aplicar un tratamiento lo antes posible. El riesgo de transmisión se puede reducir mediante el control del vector.

  • El control de la intensificación de la irrigación, las presas y otros proyectos relacionados con el agua que contribuyen de forma importante a la carga de morbilidad del paludismo.
  • El mejoramiento de la gestión de los recursos hídricos reduce la transmisión del paludismo y de otras enfermedades de transmisión vectorial.
  • El uso de mosquitero.
  • Fumigación de interiores con insecticidas de acción residual a fin de controlar los mosquitos vectores.
  • Protección personal frente a la picadura: vestir ropas de color blanco, que cubran la mayor superficie de la piel; utilizar un repelente cutáneo (que contenga DEET); dormir con una mosquitera tratada con repelentes (permetrinas), etc.
* Colaboradores de Wikipedia. Malaria [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Malaria
Aedes Aegypti

La fiebre del Zika, enfermedad de Zika o simplemente zika es una enfermedad causada por el virus del Zika, perteneciente al género Flavivirus, la cual se transmite por la picadura de mosquitos vectores del género Aedes. Produce síntomas similares a otras enfermedades transmitidas por mosquitos, como el dengue o el chikunguña, aunque una gran parte de los casos (60-80%) son asintomáticos. En general, los síntomas de la enfermedad son leves y de corta duración (2 a 7 días), entre los que se incluyen fiebre, conjuntivitis, artritis o artralgias transitorias (principalmente en las articulaciones pequeñas de las manos y los pies) y eflorescencia (rash) o erupciones cutáneas que a menudo comienzan en la cara y luego se esparcen por todo el cuerpo.

Síntomas

Los síntomas son similares al dengue, pero son más leves y por lo general duran de dos a siete días, aunque una gran parte de los casos (60-80%) son asintomáticos. Se desarrolla un cuadro agudo de eflorescencia (rash) o erupciones cutáneas maculopapulares que comienzan en la cara o tronco antes de pasar al resto del cuerpo, y pueden venir acompañadas de fiebre, artritis o artralgias, conjuntivitis no purulenta, dolores musculares, dolor de cabeza, dolores en la parte posterior de los ojos, y en menor medida vómito y diarrea. Las manifestaciones hemorrágicas se han documentado en una sola instancia, siendo esta la hematospermia. En casos raros, se sospecha que el zika genera complicaciones como el Síndrome de Guillain-Barré.

Prevención

No existe una vacuna contra este virus, aunque el desarrollo de una es prioritario para los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de los Estados Unidos. Ya que el virus es transmitido por mosquitos, el control de este vector epidemiológico y el evitar su picadura es un elemento esencial en el control de la enfermedad. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan las siguientes medidas preventivas:

  • Cubrir la piel expuesta utilizando camisas de mangas largas y pantalones.
  • Utilizar repelente contra insectos con los siguientes ingredientes activos: DEET, Icaridina, Aceite de eucalipto de limón o mentoglicol (PMD), IR3535
  • Si se utiliza un protector solar, aplicar primero el protector solar, dejar secar y luego aplicar el producto repelente.
  • Seguir las instrucciones para aplicar el repelente en niños. Evitar la aplicación en sus manos, ojos o boca.
  • Utilizar o tratar la ropa y otros elementos con permetrina (como botas, pantalones, calcetines, tiendas de campaña).
  • La vestimenta tratada con permetrina mantiene su protección después de varias lavadas. Se debe revisar la información de los productos para conocer el tiempo de duración total.
  • Si se van a tratar los elementos, se deben seguir las instrucciones de forma cuidadosa.
  • No utilizar permetrina directamente en la piel.
  • Quedarse y dormir en sitios y habitaciones cerradas o protegidas con mallas.
  • Utilizar toldillos o mosquiteras si el área donde se va a dormir está expuesta a la intemperie.
* Colaboradores de Wikipedia. Fiebre del Zika [en línea]. Wikipedia, La enciclopedia libre, 2016 [fecha de consulta: 16 de agosto del 2016]. Disponible en https://es.wikipedia.org/wiki/Fiebre_del_Zika
Blattodea o Cucaracha

Se conoce a las cucarachas por los daños que producen en los alimentos que tocan y el perjuicio no radica en el material que comen, sino en la contaminación de estos alimentos por sus secreciones, con un olor desagradable característico y las bacterias, virus y protozoos que transportan tras haber contactado con heces de las alcantarillas donde anidan.

Las cucarachas pueden propagar gérmenes, agravar las alergias y multiplicarse a una velocidad asombrosa causando Así otras enfermedades como; infecciones del aparato urinario, inflamaciones de la piel con formación de pus, infecciones en los genitales y en el intestino.
Roedores

Los instintos de los roedores los hace difíciles de controlar y, por tanto, son una seria amenaza para su hogar. Se anidan en terrazas, huecos de los muros y otros lugares difíciles de alcanzar.

Acceso

Los ratones invaden su casa en busca de comida, agua y abrigo; sin un método de control,  una pareja de ratones puede producir hasta 200 crías en cuatro meses.

Enfermedades

Las ratas pueden albergar y transmitir un número de enfermedades serias. Ellas también pueden introducir dentro de su casa parásitos que portan enfermedades como pulgas, piojos y garrapatas.

TOXOPLASMOSIS:

Es un término que se ha usado para denominar a una enfermedad que es capaz de afectar a humanos y también a animales. La fuente de infección primaria es a través de las heces de las ratas, esta enfermedad es capaz de causar infecciones leves y sintomáticas, al igual que infecciones mortales que afectan a fetos, recién nacidos, y personas vulnerables como los ancianos.

LEPTOSPIROSIS:

Es transmitida únicamente a través de la orina de los roedores. En cuanto a los síntomas presentados, son realmente similares a los de una gripe, ya que el infectado empieza a sufrir de fiebre alta, escalofríos, sudoración, dolores en la región lumbar, en los músculos y en la cabeza.

HANTAVIRUS:

Este virus se encuentra normalmente en la orina, saliva y en los excrementos de las ratas y los ratones. Se mezcla con la atmósfera a través del polvo o del aire. Los primeros síntomas del infectado son básicamente dolores en los músculos y fiebre o quebranto. Sin embargo el síntoma primario de este tipo de virus es la dificultad de respirar, producto de la acumulación de fluidos en los pulmones.

Mosca

Desde hace un tiempo se pensaba que algunas enfermedades comunes estaban desapareciendo, pero en los últimos estudios de la OMS, se ha percibido que enfermedades como el tifus, paludismo, la fiebre amarilla están resurgiendo. Las moscas conllevan más de 100 patógenos que pueden causar enfermedades peligrosas en humanos y animales, tales como el tifo, la polio y la tuberculosis.

El cólera es una enfermedad bacteriana intestinal, suele producir diarrea liquida, vómitos, calambres musculares y perdidas de líquidos del cuerpo, en casos muy graves llega a producir la muerte.

La fiebre tifoidea es una enfermedad infecciosa aguda provocada por una bacteria del género salmonella, se inicia con malestar general, debilidad, pérdida de apetito, dolor de cabeza y estreñimiento.

La disentería puede describirse como una diarrea con sangre. La enfermedad incluye calambres abdominales, fiebre y dolor rectal. Puede tener complicaciones infecciosas que afectan al riñón.

Lombrices parasitarias en infecciones leves son asintomático, en procesos más graves se presenta con vómitos, diarreas, anorexia y alteraciones nerviosas.

Salmonelosis en una intoxicación alimentaria producida por la bacteria Salmonella. Este microorganismo se transmite a través de alimentos contaminados, que generalmente, ni huelen ni saben de manera distinta a la habitual, por lo que parecen en buen estado. Comienza teniendo fuertes diarreas, fiebre y dolores abdominales, para continuar al día siguiente con vómitos y dolores fuertes de cabeza.

El tracoma producida por la mosca negra. Es una infección en los ojos producida por un microorganismo, la enfermedad se propaga por la picadura de la mosca que alberga el microorganismo, es la principal causa de ceguera en el mundo. Afecta a las poblaciones que viven en condiciones sanitarias precaria.

Otras enfermedades que están asociadas con las moscas son trasmitidas por los hongos patógenos que ellas transportan.

Paloma

Las palomas son portadoras de ectoparásitos tales como la chinche del nido de la paloma, la garrapata, la mosca de la paloma, etcétera; estos parásitos comúnmente afectan interiores de edificios, infestando el hábitat del ser humano.

Histoplasmosis: Una enfermedad respiratoria provocada por un hongo llamado Hiptoplasma cápsula, que se deposita en todos los excrementos y se transporta por el viento. Esto puede conllevar un riesgo especialmente para los niños.

Ornithosis: Pseudo-virus muy difícil de detectar y que pueden transmitir las palomas sin que a ellas se les manifieste.

Salmonellosis (salmonella typhurium): Se transmite mediante la contaminación de los alimentos. La bacteria Salmonelea se puede encontrar en sus excrementos.

También las palomas se han visto implicadas en enfermedades contagiosas para el ser humano como por ejemplo la gastroenteritis, criptococosis (hongo que también puede conllevar una meningitis crónica), encefalitis y pseudotuberculosis.

Aedes vexans

Es una entidad zoonótica de origen viral, transmitida a los humanos por picadura de mosquitos infectados Culex spp.; Culiseta spp.; Aedes (Ochlerotatus).

La Encefalitis Equina del Este es una enfermedad de especial importancia para la salud humana debido a la posibilidad de su transmisión entre los animales y el hombre. Esta zoonosis es de alto impacto social y económico por los trastornos que produce a la salud, que se caracterizan por mortalidad, especialmente en niños y adultos mayores; incapacidad laboral; secuelas permanentes, y trastornos reproductivos, así como altas tasas de morbimortalidad en equinos susceptibles”.

El 94 % de los casos consiste en enfermedad febril indiferenciada (39 a 40 °C) que cede en 4 a 5 días. Puede estar acompañada cefalea frontal intensa acompañada de postración, malestar general, debilidad, escalofrío, dolores óseos, mialgias y artralgias, náusea, vómito, anorexia y diarrea.

Estos signos pueden progresar hacia un cuadro neurológico de encefalitis, delirio, coma, rigidez de la nuca, espasticidad de los músculos de las extremidades y alteración de reflejos.

La EEE tiene un alto porcentaje de letalidad y en pacientes que sobreviven hay una alta frecuencia de secuelas permanentes de tipo neurológico (especialmente en menores de 5 años) como retardo mental, convulsiones y parálisis, dado el daño cerebral severo.

Caracol Africano

El Caracol Africano, constituye una grave amenaza para la salud de los humanos, porque es portador de dos especies de nematodos (parásitos que se alojan en los tejidos fibromusculares del animal y están presentes en sus secreciones) que pueden causar diversas afecciones como meningoencefalitis eosinofílica que puede ser fatal o también angiostrongiliasis abdominal la cual causa graves afecciones gastrointestinales (vómitos, diarreas y hasta peritonitis).

Son hospederos y transmisores del nematodo Angyostrongylus cantonensis, el cual causa enfermedades cerebrales, entre esas, la meningitis que puede provocar la muerte. Este mal  se podría transmitir al hombre mediante el consumo directo del caracol o por la manipulación a través de la baba.